El Verano de Kikujiro, una película con la que despedir la estación


El Verano de Kikujiro o en japonés Kikujiro no Natsu es probablemente una de las obras más conocidas de Takeshi Kitano. Estrenada en Japón en 1999 y con un niño y un ex miembro de la Yakuza en un mundo mágina, supuso para la filmografia del director un punto de innovación.

Sinopsis por Cine Made In Asia

La historia se desarrolla, como no puede ser de otra forma, en Japón. Y profundizando más en el asunto, en la imagen de típica familia desestructurada. Masao, un niño de 6 años que vive con su abuela quien apenas puede dedicarle tiempo y atención debido a su trabajo, sumergido en la soledad del verano y la falta de actividades y amigos, decide salir a buscar a su madre, figura que le abandonó excusándose en la búsqueda de trabajo.

Es durante la búsqueda cuando Masao comienza su aventura. El joven, sin buscarlo, se encuentra con antiguos vecinos de su abuela, quienes deciden ocuparse de su cuidado durante algunas semanas. Es en ese instante en el que se cruza el camino de un ex miembro de la Yakuza y un chaval desatendido dando lugar a una historia llena de sentimientos.

Takeshi por Jonny

Takeshi es mucho más que uno de los mejores directores que Asia ha visto crecer. Es un poeta que sabe plasmar en pantalla cualquier sentimiento o sensación. Es uno de los pocos que nos provocan escalofrios gracias a sus cuidados planos y visión narrativa, destacando una técnica literaria digna de envidiar.

El Verano de Kikujiro. La película con la que despedir la estación

El Verano de Kikujiro es una comedia dramática de las que cualquier cinefilo debería dar cuenta. Un pequeño cuento ilustrado con una sencillez sublime que es capaz de transmitir nostalgia, alegría por vivir y llevarnos de nuevo a nuestra infancia. 
Previous Hoy se estrenan nuevos episodios de la segunda temporada de YO-KAI WATCH
Next Hyakki Castle, el RPG basado en el folklore japonés