Pokemon Sol & Luna. La opinión de Infojapan


Con la banda sonora de los primeros Pokémon de fondo y una historia casi recién acabada en nuestra edición de Sol, nos vemos en situación de compartir con vosotros nuestra opinión tras una experiencia de juego de aproximadamente 40 horas.

Entrenadores Pokémon desde la vieja escuela y en la desaparecida Game Boy en su versión más clásica, hemos disfrutado del juego como lo llevamos haciendo desde hace más de 17 años.

Como en otras ocasiones que hemos tratado el tema de videojuegos, dejamos claro que no es un análisis al uso, si no un análisis basado en nuestra experiencia de juego dejando al margen los aspectos más técnicos.

El Pokémon con mejor historia

O esa es la impresión que nos llevamos. En cualquiera de las dos ediciones encontramos la diferencia respecto a otras versiones de juegos con una historia más elaborada. Nuestro objetivo en Alola es mayor que el de llegar a la liga y enfrentarse a los entrenadores más fuertes del lugar.

Sin querer hacer spoilers de su línea argumental, podemos decir que si todavía no has terminado este modo, te llevarás más de una sorpresa. Desarrollaremos nuestro propio camino gracias al cambio de ubicaciones y elementos para interactuar, que no son pocos.

Y lo mejor de todo, una vez acabado el primer viaje, podrás continuar jugando y desbloqueando mucho más que cada número de la pokedex.

Adiós gimnasios

Este puede ser el mayor punto de innovación que encontraremos en la 7º generación de Pokémon, y de la misma manera, discutido, discutible, odiado e incluso amado.

Nos despedimos de los habituales gimnasios en cada ciudad para enfrentarnos en cada una de las islas al máximo exponente de las mismas.

Poco podemos añadir más que la breve descripción del nuevo sistema de no medallas más que su dificultad no es elevada ni comparable con la época de los gimnasios por ciudad y tipo.

Guarderia Pokémon & Poke Resort

Aunque también con cambios, todavía podemos hacer magia y criar más de las pequeñas criaturas.

Nuestros pokémon capturados todavía pueden criar huevos con la diferencia de que ya no suben de nivel a pesar de dejarlos por tiempo indefinido. Para este motivo y otros tantos tenemos la opción de un Resort en el que podrán subir de nivel si atendemos nuestros pequeños monstruitos, jugamos con ellos, les damos habas e incluso si les mandamos de expedición.

Team Skull, los malos de la película

Como en cada juego, tiene que haber un equipo de malos, y en esta ocasión el Team Skull son los protagonistas.

Aunque más que malos, nos quieren recordar con su actitud a un grupito que derrocha flow desde los años 90, y es que sus expresiones, gestos y actitud, son más propios de la época que de los tiempos que vivimos.

Lo sentimos, pero no sacáis al Team Rocket de nuestro corazón.

Sistema de monturas

Un punto positivo para el desarrollo y ejecución del juego. El sistema de monturas nos ha gustado.

No solo sirven para llevarte de un punto a otro, si no que algunas de ellas vienen acompañadas de habilidades especiales con las que mover piedras pesadas, romper rocas o incluso volar.

Y lo mejor de todo, no tendremos que enseñar esas habilidades a nuestros Pokémon ocupando uno de los cuatro ataques posibles del elegido.

Conectividad

Como siempre, un indispensable de cada entrega es la conectividad. Volvemos a contar con opciones de intercambio, recepción de regalos, lectura de código QR y una Festi Plaza genial en la que podremos pasar las mil y una noches mejorando nuestras atracciones y obteniendo un sin fin de artículos.

Pokémon Sol & Luna, una opinión a grandes rasgos

Para definir nuestra nueva aventura gracias al trabajo de GameFreak no tenemos más que buenas palabras.

La séptima generación de Pokémon viene acompañada de novedades que a los más clásicos de la saga les gustarán y a los recién llegados les resultarán atractivas para continuar su aventura en Alola.

Mientras nos hacemos con todos pequeños habitantes de las islas (cientos y cientos) disfrutaremos de una banda sonora elaborada, acertada y adecuada y un apartado gráfico a la altura de las exigencias.

Si la indecisión te embarga, no lo dudes más y hazte con cualquiera de las dos versiones disponibles. Con una historia de más de 20 horas disfrutando del paisaje y las actividades y una capacidad de rejugarlo infinitas, tienes en Sol & Luna uno de los juegos más amortizables del catálogo de Nintendo.

Previous Historias Corrientes y su homenaje a la televisión japonesa
Next Chie Hitotsuyama, papel para esculpir animales