Pachinko, un juego clásico japonés


Dando una respuesta a un tweet de NekojitaBlog quien afortunadamente y para deleite de los #retrolovers encontraba máquinas así, nos dimos cuenta de que el Pachinko, a pesar de ser una reconocible parte representativa de la cultura japonesa no tiene toda la visibilidad que merece.

A muchos la palabra Pachinko (パチンコ) os sonará. A otros, no tanto. Pero seguro que la gran mayoría de los que estáis aquí sabéis de lo que hablamos. 

¿Qué es el pachinko?

En europa desde los 60, el pinball. En Japón el pachinko. Con sus claras diferencias, tenemos que añadir.

En el sistema que vio la luz durante la Segunda Guerra Mundial se adoptan partes del clásico pinball con un completo y distinto modo de juego.

La partida de Pachinko comienza con el jugador comprando una gran cantidad de bolitas de acero para después insertarlas en la máquina. Por el efecto de la gravedad de las bolitas de acero y llegadas a la zona central del panel, un regulador impulsa cada bola en una dirección rezando para que la dirección tomada sea una de las que acaban con premio.

La dificultad radica en eso, y es que la gran mayoría de las bolitas que anteriormente se han comprado, acaban en el fondo de la máquina sin premio.

Los premios

Pero si somos afortunados ganadores de alguno de los premios (y principal motivo por el que se juega),  no tenemos un amplio catálogo donde elegir.

Una vez confirmado el número de bolitas ganadoras por el personal del local de juego, el ganador recibe un ticket con el número de éstas.

Dentro del mismo local, el jugador llevará su ticket al centro de cambio donde encontrará, además del siempre presente premio especial (que se puede vender en otros locales por aproximadamente 1500 JPY), objetos como electrodomésticos, cigarrillos o juguetes.

¿Os animáis a echar unas partidas en vuestro viaje a Japón?

Previous Pottya, el grupo de idols poco convencionales
Next Empieza el año con el primer sorteo en INFOJAPAN: Libro & Pin