#Nintendo Switch, un éxito que necesita ser pulido


En una época en la que la guerra de consolas o desarrolladores es más que evidente, especialmente abanderada por el usuario medio (y casual), Nintendo vuelve a dar que hablar con la nueva Switch.

Sin definirse como una consola de sobremesa portátil, una portátil con opción de sobremesa o qué se yo, se habla, para bien y para mal, de cada uno de sus puntos desde la propuesta y presentación.

Vale, Nintendo Switch puede tener un hardware no tan moderno como el presumible para el año 2017, pero ni este ni su catálogo son puntos que deberían mejorarse de cara al usuario.

O tal vez si, hablando de hardware. Pero condicionando tal vez su portabilidad, rendimiento en el aspecto móvil o incluso comprometiendo el precio de lanzamiento.

Dejando de lado todo lo “malo” para según que colectivos, hay un par de apuntes que hacer en cuanto a revisiones para una nueva remesa de lo último de la compañía japonesa.

Construcción al detalle

No por acabados ni terminaciones, si no por el escabroso detalle de la marca en los marcos de la pantalla. Nos resulta, como poco curioso, como es posible que tras los test de estrés y calidad de producto no hayan dado con esta posibilidad.

Con la conexión al dock de expansión o conexiones, se ha dado buena cuenta de alguna de las esquinas puede sufrir desperfectos más propios del maltrato del producto que de un uso estandarizado del mismo.

Así no, que te cargas el sistema

Otra de las preocupantes posibilidades que pueden afectar a la integración de nuestra Switch es la facilidad para introducir en las guías dedicadas al soporte del mando cada uno de los controladores hasta hacer clic.

Habríamos agradecido un sistema de única posibilidad para evitar los malos ratos, pero a favor de Nintendo también tenemos que decir que, a pesar de existir este pequeño descuido, el usuario es igual de culpable si por distracción y falta de atención comete el error.

Además de este fastidioso detalle, el más preocupante es el desgaste presentado en las pestañas de sujeción de los propios JoyCons a la consola, lo que hace que si la disfrutamos en modo portable, se nos pueda escurrir con un desastroso resultado.

Un sistema de conectividad lento

O eso se dice. Aunque no sabemos si es por dispositivo o servidores propios de la consola.

No encontramos diferencia respecto a otras de Nintendo que requieren de conexión a sus servidores sea cual sea su función, y es que si de algo no pueden presumir es de la velocidad de sus descargas.

La realidad de un lanzamiento esperado

La realidad del reciente lanzamiento al mercado y sus resultados no son otros que lo que compartimos arriba. Miles de usuarios buscando el fallo, que si bien puede darse alguno, no es algo extendido ni generalizado.

Nintendo Switch ha sido un éxito de ventas acompañada de la nueva entrega de Zelda, lo que al margen de sus posibles fallos aparecidos y que aparecerán, permiten al seguidor disfrutar de una nueva y única experiencia.

Previous El juego de ingenio del periodo Edo que tardaron 10 años en resolver
Next Death Note: El Nuevo Mundo, Estreno en cines el 20 de Abril