Museo Memorial de la Paz de Hiroshima. Una oda a la conciencia.


Sí, somos conscientes de que el término no es el adecuado para cuando hablamos de un Museo, pero si en algún momento hubiera que dedicarle una obra, sería sin duda la definición adecuada.

Antecedentes

El Museo de la Paz de Hiroshima ( Hiroshima Heiwa Kiehi Ryōkan) fue fundado como lugar de conmemoración en el Parque de la Paz en 1955 después del bombardeo atómico. El edificio principal fue planeado por el arquitecto Kenzō Tange.

La fundación que dirige el museo reúne objetos de recuerdo de los incidentes y narraciones de experiencia de los víctimas y participa en el movimiento internacional de la paz.

El museo no sólo expone detalladamente la catástrofe del 6 de agosto, sino que también muestra información sobre las armas atómicas en el mundo.

La opinión de INFOJAPAN

Hiroshima, sin ser uno de los destinos turísticos por excelencia, con aportes como el Museo que tratamos tiene mucho más que ofrecer que un bonito paisaje o construcción.

Ofrece experiencias, emociones, sensaciones y sobre todo, ofrece la posibilidad de mirar atrás en el tiempo y aprender de los errores.

Allí, en un día de visita encontramos desde los escolares más jóvenes del lugar apreciando la catástrofe en la recreación a escala de la citudad tras el impacto tomando notas hasta los veteranos compartiendo información y conocimiento de la manera más desinteresada posible. Ambos, con un claro objetivo. Condenar la historia y evitar su repetición,

En el lado más personal y como aportación al ser, no tenemos más que saber escuchar el silencio y aprender de los errores aplicados a nuestro día a día.

Hiroshima es mucho más que una parte negra de la historia japonesa o un punto de interés informativo. Hiroshima es un ejemplo del camino a seguir.

Previous III Salón del Manga y Cultura Japonesa de Bilbao. ¡Este año, más y mejor!
Next El cine japonés que está por llegar a nuestro país. Las licencias más esperadas.