Jinbo-cho. Turismo para los amantes de los libros


El “shopping” es uno de los grandes atractivos de la capital japonesa. Sus calles comerciales –denominadas shotengai – y mercados brindan al visitante  una gran variedad de productos: desde los relacionados con la gastronomía, la moda o la artesanía, hasta amuletos, souvenirs o artículos kawaii – reconocidos por sus formas redondas, infantiles y provenientes de manga -, entre otros.

Entre toda esta gran variedad de productos, los libros también su sitio dentro de la ciudad. Se trata del distrito Jinbo-cho, o también conocido como el barrio de los libros viejos o por la “ciudad” de libros más grande del mundo. Se localiza en el barrio de Chiyoda y en él se pueden encontrar más de 160 establecimientos repletos de libros centenarios de segunda mano perfectamente conservados, manuscritos, pergaminos, revistas antiguas, grabados ukiyo-e, borradores de novelas de autores famosos, fotografías, mapas antiguos del país y mucho más.

Se trata de un rincón auténtico para que los amantes de la lectura disfruten de las librerías, los libros, la caligrafía y en general, de la auténtica tradición cultural nipona. Además de estos variados y “culturales” atractivos, el distrito Jinbo-cho también cuenta con tiendas de antigüedades y artículos curiosos y restaurantes donde degustar platos japoneses a precios muy asequibles, entre otras factores, por la cercanía de algunas de las universidades de la capital.

Por este motivo, Jinbo-cho se convierte en un must en los viajes a la capital nipona para los aficionados a la lectura y si se hace en los próximos meses, hay una fecha destacada en su calendario anual de eventos: la del festival Kanda Used Book, que se celebrará entre el 26 de octubre y el 4 de noviembre.

Este festival es uno de los más conocidos en Tokio y el mayor evento que se celebra en todo el distrito. Sus librerías repletas de libros se exponen a pie de calle, creando un ambiente “literario” sin igual, con un único protagonista: el libro.

Durante diez días, numerosos puestos en las calles laterales de la zona, como en la calle Yasukuni, pondrán a disposición de los visitantes un gran número de libros, complementando a la oferta existente de las librerías locales. La feria también dispone de un servicio de entrega a domicilio, dando la posibilidad al viajero de visitarla con las manos libres.

Además de la venta en la calle, en el marco del festival se organizan otros eventos relacionados con el mundo de la lectura como el Special Used Book Sale Fair o Feria especial de Venta de Libros Usados (en el hall subterráneo el Tokyo Used Book Kaikan), donde  se encontrarán diferentes tipos de obras, algunas de ellas,  de gran valor, junto con talleres y jornadas relacionados.


Previous Las espadas japonesas Bizen Osafune llegan a Barcelona
Next ¿Quieres ganar dos billetes i/v a Japón? JNTO e IBERIA sortean 120.000 AVIOS.