Japan Extreme. El cine más extraño, bizarro y delirante llevado al papel


“Japan Extreme, Las películas más bizarras, extrañas y delirantes del cine japonés” nace de la percepción de una carencia en la bibliografía española sobre ciertos géneros de cine japonés y sobre ciertos directores.

Carencia sobre cine fantástico japonés, del que apenas hay literatura más allá del kaiju eiga o del J-horror post-Ringu. Carencia sobre ciertos títulos, imprescindible su estudio, vistos hoy en día, como Hausu (1977), de Nobuhiko Ôbayashi. Carencia sobre la Japanexploitation de los años 1970. O carencia sobre ciertos directores de culto como Teruo Ishii, que bien se merecería la publicación de un estudio en profundidad en nuestro mercado.

El autor dice

Este libro surge como una modesta respuesta a estas ausencias escritas, buscando abarcar, al menos en parte, todas estas temáticas, tratadas desde un enfoque informal, pero sin dejar de buscar un mínimo de información y rigurosidad.

Dicho enfoque ha buscado captar la atención de cierta fama en occidente del cine japonés como “bizarro” o “bruto” y “extremo”, realizando una selección de 50 películas que buscan ser lo más representativo de esta tendencia del cine nipón y, a la vez, convertirse en una muestra, un pequeño atisbo de las temáticas de las que hablaba al comienzo del texto.

Así, he tratado que la selección de títulos, que podía haberse circunscrito a la producción del año 2000 hasta la actualidad, abarcase realizaciones desde 1960 hasta nuestros días. Y que la elección abarcara la mayor gama posible de géneros (ciencia-ficción, exploitation, cyberpunk, gore o Takashi Miike, para algunos todo un género en sí mismo).

Una selección introductoria en este tipo de cine no solo para los aficionados al cine asiático sino también para los ajenos, pensando en los cuales, he incluido breves informaciones sobre la situación del cine japonés de cada década y un glosario de los términos más habituales y exclusivos de esta cinematografía.

Una vez explicado esto, solo queda desear que el libro sea del interés del lector. Si estas líneas no han sido suficientes para captar su atención, espero que esta web (de tono más desenfadado), donde además se incluyen enlaces de compra a Amazon, lo consiga.


Previous Tokio. La capital se llena de magia con la llegada del otoño
Next Noriyuki Abe, director de Bleach, llega a Japan Weekend Valencia