Un otoño de aperturas en Tokio


La capital nipona es una de las ciudades donde siempre se llevan a cabo nuevas aperturas y cambios, por lo que el viajero cuenta con muchas opciones que experimentar en su viaje a Tokio. Algunas de las novedades que se van a llevar a cabo en esta estación de otoño son:

Nueva ubicación del mercado Tsukiji. El mercado de Tsukiji es el mayor mercado mayorista de pescado en el mundo, el hogar de las famosas subastas de atún y, por lo tanto, un hito en Tokio durante más de 80 años. Pero a partir del próximo 11 de octubre, este mercado será trasladado al mercado de Toyosu.

Situado a poco más de 1 kilómetro de Tsukiji, cerca de Odaiba. Estará compuesto por tres edificios con miradores para los turistas que quieran vivir en vivo y en directo las pujas de los profesionales por el atún, un nuevo componente que supone un gran cambio con respecto al antiguo mercado, donde solo un número concreto de visitantes podía acercarse a la sala de subastas.

La mayoría de los restaurantes del Mercado de Tsukiji también serán trasladados y, más adelante, añadirá a sus instalaciones un hotel y un balneario.

El Hotel Nohga abrirá sus puertas el próximo día 1 de noviembre, aunque ya es posible reservar desde el 10 de mayo. Se encuentra ubicado en el centro de Ueno y tiene como concepto ofrecer una auténtica experiencia tokiota que conecte y esté en sintonía con el destino.

El hotel cuenta con un diseño tradicional en el que apuestan por muebles y obras de arte originales de artesanos y diseñadores locales, de forma que el huésped se sienta integrado en Tokio. Además, dispone de 130 habitaciones de colores neutros que aportan calidez a la estancia, galería de lobby, restaurante, salón y gimnasio, entre otros.

El Hotel Gracery Asakusa se inaugurará el próximo 4 de octubre en el área de Asakusa, por lo que cuenta con un cómodo acceso desde y hacia los aeropuertos de Narita y Haneda, además de localizarse cerca de uno de los puntos turísticos más reconocidos y turísticos de Tokio: el templo Sensō-ji.

Por otra parte, uno de los hoteles que el viajero no debería perderse es el Playsis East Tokyo, abierto recientemente en agosto. Se trata de un alojamiento en el que disfrutar de la tradición y la modernidad con un denominador común: el lujo. Algunas de las características que dejarán boquiabierto al huésped son, por ejemplo, poder experimentar en determinadas habitaciones las camas con realidad virtual.

Además, el visitante tendrá la oportunidad de observar pluralidad de artesanías tradicionales, grabados de Ukiyo-e, degustar una deliciosa gastronomía, e incluso, disfrutar de una estancia agradable y cómoda con los últimos traductores, cerraduras inteligentes y mucho más. Además, uno de sus valores añadidos es su ubicación, ya que se encuentra a escasos metros de algunos de los principales atractivos turísticos  como el Tokyo Sky Tree, el barrio de Asakusa, el río Sumidagawa, etc.


Previous Capcom Beat ‘Em Up Bundle. Para los nostálgicos de la recreativa
Next Descubre los colores del otoño tokiota entre paisajes únicos