Fukagawa Hachiman Matsuri. ¡El festival más refrescante en Tokio!


Tokio cuenta con una amplia lista de actividades dedicadas a todos los públicos. Lo vimos con la otra versión de la ciudad y sus opciones en cuanto a shopping, conocemos su opción gastronómica y lo volvemos a ver con festivales tan curiosos como refrescantes como es el caso del Fukagawa Hachiman Matsuri.

Con festivales por toda la isla durante cualquier época del año, éste hace referencia a uno de los tres grandes del periodo Edo (1603 – 1868).

Los meses de julio y agosto, las calles, distritos y barrios de Tokio se llenan de desfiles, conciertos, actuaciones folclóricas, fuegos artificiales o mercados, que traen la fiesta a la capital, involucrando a locales y visitantes, dirigidos a todos los públicos.

Fukagawa Hachiman Matsuri, la auténtica fiesta del agua

Se trata de uno de los tres grandes festivales de la época Edo (período comprendido entre 1603 – 1868) y uno de los mejores de la capital.

Cada año, más de 50 grupos de “mikoshi” (capilla portátil del sintoísmo), lo que equivale a alrededor de unas 30.000 personas,  acompañados de bailarines y músicos, desfilan por las calles de Koto-Ku, uno de los 23 barrios especiales de Tokio, situado en la parte oriental de la ciudad.

Durante el desfile, los aproximadamente los 50.000 visitantes que se calcula que cada año acuden al festival, les animan y echan agua.

Se cree que los dioses que están dentro de los mikoshi disfrutan empapándolos de agua en verano, pero también tiene un propósito práctico: refrescarse con agua ante las altas temperaturas veraniegas mientras bailan y sostienen el peso de las capillas.

Se celebra a mediados de agosto, una época ideal donde hasta los más adultos disfrutan de una “guerra de agua” en condiciones. Sin duda, una experiencia refrescante para experimentar el verano en Tokio.

Un verano de festival en Tokio. Descubre las opciones

Entre los festivales más representativos de la temporada, se encuentran también el festival de verano de Ueno.

Durante todo un mes, hasta mediados de agosto, eventos diarios multitudinarios, con muestras de esculturas de hielo, linternas flotantes, conciertos al aire libre o un animado mercado de plantas y antigüedades en la orilla del estanque Shinobazuno – Ike, serán los protagonistas en este distrito de la capital.

Otros eventos invitan al visitante a retroceder en el tiempo, como el Festival de Verano del Santuario Nogi-jinja, a primeros de agosto, que cuenta con iluminación retro y trajes que replican la atmósfera matsuri de los períodos Taisho (1912-26) y Early Showa (1926-89).

Por su parte, en el festival anual Fussa Tanabata, que se inició para desarrollar los distritos locales comerciales y hoy está dirigido a las familias,  el visitante podrá disfrutar de bailes populares, mercados e incluso un certamen para elegir la princesa del festival, durante la primera quincena de agosto.

O para los amantes de la naturaleza y las flores, el Kiyose Sunflower Festival constituye una visita obligada que les brindará una bella vista de 100.000 girasoles cultivados (desde mediados de agosto hasta principios de septiembre).


¿Viajas a Japón en verano? Haz lo imposible por disfrutar y empaparte de la cultura tradicional de la manera más refrescante posible. ¡Y comparte con nosotros la experiencia!

Y si queréis saber más, visitad la página de Turismo de Tokio en español.

Previous El cine japonés que está por llegar a nuestro país. Las licencias más esperadas.
Next ¡Corred, que es temporada de las Sandías Cuadradas!