El templo de la diosa de los senos


En la prefectura de Okayama, bordeando un bosque de especies autóctonas y cerca de una pequeña localidad llamada Soja, se levanta un templo dedicado a una diosa muy especial.

A primera vista no parece que haya ningún elemento que lo haga ser distinto de cualquier otro santuario situado en las cercanías; sin embargo, si uno se dispone a leer con detenimiento el cartel de la entrada (desgraciadamente sólo está en japonés), podrá ver escrita esta palabra: 乳神様” . Un nombre cuya traducción del mismo podría ser: “la diosa de los pechos”.

Y es que este extrañísimo templo sintoísta llamado “Karube” (軽部神社), está enteramente dedicado a una importantísima deidad que lleva velando por las mujeres y sus retoños desde hace siglos.

El templo fue construido en 1334 y, según explica la tradición, fue dedicado esta extraña diosa llamada en japonés “Chichigamisama”, deidad que, desde la noche de los tiempos, lleva ayudando a las parturientas a dar a luz sin problemas, a las embarazadas a tener una leche materna de calidad e, incluso dicen algunos, llegando a curar el cáncer de mama.

Este lugar, que generó buena parte de su fama en el pasado debido a que creció un árbol sakura justo al lado del mismo recinto sagrado, lleva recibiendo la visita de miles de mujeres al año desde hace siglos que piden por un buen parto y un buen desarrollo de su hijo/a.

Esto podría quedar aquí como un simple anécdota, como un templo consagrado a una extraña diosa, al igual que otros repartidos por la geografía; sin embargo, lo que lo hace tan especial y único es, sin duda alguna, su “decoración”.

templo sintoista pechos okayama
Detalle de una de las paredes del pequeño templo. Fuente: http://s.webry.info/sp/kobakuni.at.webry.info/201204/article_25.html

Al entrar en el pequeño recinto, el viajero no puede evitar dejar escapar una mirada de sorpresa acompañada de una, casi imperceptible, sonrisa socarrona. ¿Por qué? Pues porque todas las paredes del templo se encuentran decoradas con decenas de senos.

Como bien podéis ver en la imagen, o en el vídeo que os exponemos al final de este artículo, todas y cada una de las paredes de madera están llenas de las conocidas tablillas “ema”; pequeñas tablas de madera en las que además de tener espacio para colocar sus deseos y oraciones, en la parte anterior tienen colocados dos pequeñas “almohadillas” con la forma de tan famosa parte corporal femenina.

templo sintoista pechos okayama
Detalle de una de las tablillas. En ella se puede leer a la derecha: “para tener una buena leche materna”. Fuente: http://s.webry.info/sp/kobakuni.at.webry.info/201204/article_25.html

Uno de los aspectos que más sorprende a los visitantes, es el hecho de que existen dos tipos de tablillas: las más abundantes tienen los senos realizados en tela, con forma del típico pastel de mochi, y rematados con una cereza roja a modo de pezón. Sin embargo, en otras tablillas los senos están realizados con comida real.

Cualquier visitante puede comprar las originales tablillas al precio de 2000 yenes, y pedir por un buen futuro parto, así como salud para sus hijos.

Finalmente, aquí os dejamos un vídeo, para que podáis apreciar por vosotros mismos la decoración del mismo, así como  la singularidad del enclave que lo rodea.

Un pequeño tesoro sintoísta dentro de la prefectura de Okayama.

Previous ¿Quieres ganar un ejemplar de 47 Ronin? ¡Participa!
Next XXII Salón del Manga de Barcelona. Más espacio, más actividades, más asistencia.