Turismo de Tokio celebra el Día Mundial del Teatro a través del teatro kabuki


El teatro kabuki es un género de teatro tradicional japonés que nació en el periodo Edo, por lo que cuenta con más de cuatro siglos de antigüedad. Se caracteriza por su estilo dramático, vestuario, maquillaje, música y baile; un arte arraigado en el tiempo que puede ser conocido por el visitante a propósito del próximo Día Mundial del Teatro, que se celebra el próximo 27 de marzo.

Género que forma parte de la Lista del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad desde el año 2008, entre sus curiosidades destaca su nombre, que desglosado y leyéndose de izquierda a derecha significa cantar (ka), bailar (bu) y habilidad (ki); y sus actores, hombres que interpretan papeles tanto de hombres como de mujeres y llevan la cara maquillada con una especie de polvos blancos que se obtienen a partir del arroz.

Uno de los teatros más importantes de todo Japón donde el visitante tiene la oportunidad de experimentar esta disciplina es en Kabuki-za, localizado en el distrito Ginza. Las obras que se representan son temáticas tradicionales como disputas entre familias de samuráis, desamores o guerra y se interpretan en japonés antiguo.

Por otro lado, hay que destacar el elenco de actores del género, entre los que destaca  Umeno Kamakura. Se trata de un extraordinario actor especializado en kabuki  que, después de muchos años de profesión, se dedica a enseñar el género.

Esta disciplina desde siempre se ha transmitido de generación en generación en el entorno familiar, pero, desde 1970, los japoneses pueden formarse en el Teatro Nacional de Miyakezaka, en Tokio. De hecho, Umeno Kamakura se graduó aquí.

El teatro kabuki es solo una de las cuatro disciplinas que nacieron en esta época. Otras disciplinas:

  • El es un drama musical japonés que se distingue del teatro kabuki por su tono más dramático, contener más música y por poseer un ritmo más lento.
  • El kyōgen es un teatro cómico en el que se tiene como único fin hacer reír a la audiencia.
  • El bunraku es un teatro de marionetas que también se encuentra recogido en la Lista del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Previous Nikko, una propuesta para tu viaje en primavera
Next Turismo de Japón presenta las tendencias turísticas del país en la 19º Cumbre Mundial WTTC de Sevilla