Castlevania, la serie de animación en Netflix


Tenía que llegar. Aunque no deja de sorprender a propios y extraños. ¿Castlevania en una serie de animación producida por Netflix?

Para fans de una de las sagas de videojuegos que más huella ha dejado en el usuario, es motivo de celebración. Y más cuando la línea comienza en uno de sus primeros títulos. Cuando todavía soplábamos el cartucho.

Castlevania, la serie de Netflix

La serie, inspirada en el universo que ya pudimos descubrir en los 90 en la clásica NES, viene con una temporada que podemos considerar especialmente corta. Cuatro capítulos que apenas alcanzan los 25 minutos de duración y que dejan con ganas de más, a pesar de sus limitaciones por encima del tiempo de reproducción.

Eso sí, el equipo de la serie sabe llevarnos hasta su terreno para permitirnos conocer personajes como Trevor Belmont, Sypha Belnades y Alucard, compañeros de aventuras para los que ya jugaron al videojuego y disfrutar de la interacción y apariciones de cada uno, perfectamente definidas y marcadas.

Aunque si hablamos de historia, se desmarca de la trama del título Castlevania III: Dracula’s Curse para dar paso a un Dracula necesitado de venganza tras la pérdida de su amada. Veremos la ya eterna lucha entre el bien y el mal y los distintos puntos de vista gracias a la personalidad dotada a cada uno de los protagonistas de la serie.

La opinión de INFOJAPAN

Pagar o no pagar una suscripción por series como ésta. He aquí la cuestión. Castlevania es una serie que entretiene y que vende más por llevar la coletilla de la saga en el título que por su calidad.

Técnicamente justa, echamos de menos un acompañamiento musical a la altura de sus entregas en consolas y encontramos la interacción con la sangre en ocasiones excesivas según para qué públicos.

El punto positivo se lo lleva la ambientación y el universo oscuro que acostumbramos a ver en la saga.

En definitiva, si te gusta Castlevania, la tienes que ver. Y si uno de los grandes títulos de todos los tiempos te genera interés, también. En caso contrario podríamos catalogar la serie como una de las que o la amas o la odias. Quedarse a medio camino es complicado.

Previous Ancien y el mundo mágico licenciada por Mediatres Estudio
Next Golden Bomber y el concierto de los 8 segundos en Japón